salud — 4 enero, 2012 at 19:16

Movimientos tectónicos en la Sanidad

by
Desde julio de 2009 un papel circula por Centros de Salud de Atención Primaria y Hospitales. El objetivo: obtener firmas del personal sanitario con plaza fija, o temporal con más de 6 meses en el puesto.  Se trata de cumplir unos objetivos de calidad y ahorro establecidos por el SESPA. Si se alcanzan se reparten beneficios entre los firmantes… lo llaman incentivos.

Los presupuestos suelen presentarse separados en cuatro capítulos: Personal y Fungibles (materiales para realizar la actividad) son los que se llevan la mayor parte del gasto. Este año sólo se ahorró en el capítulo de personal, pero se desconoce en cuantos puestos de trabajo.

Por otro lado son varias las preguntas y reflexiones que el personal sanitario se hace a propósito de esta situación, cómo por ejemplo ¿Es lícito repartir dinero de un presupuesto público?

 El Plan Quirós.

Empezando por un posible principio para esta historia…

En 2008 aparecía por segunda vez un manifiesto contra el llamado “Plan Quirós” que doblaba el respaldo del primero. Los quinientos treinta y ocho facultativos firmantes denunciaban el «caos» y la «desorganización» de los centros de salud y reclamaban la destitución del entonces Consejero Ramón Quirós.

 

Esther González Debén —técnica de laboratorio del HUCA— es una de las voces críticas que llevan tiempo dando la alarma, respecto a lo que está pasando en el interior de la Sanidad Pública:

El Plan Quirós no es específico de Asturias, responde a una estrategia general que da lugar a distintas soluciones en cada comunidad autónoma.

Está relacionado con el empeño de la Administración del Estado por modernizar el sistema sanitario, creando nuevas fórmulas como Fundaciones, Institutos, etc. encaminadas a desregular las relaciones de personal y a hacer de la gestión de lo público un negocio.

El resultado es la cada vez mayor dependencia de la fidelidad política en detrimento de la valía y mérito de cada uno, con la excusa de lo que se está buscando, calidad, excelencia y sostenibilidad. Sin embargo después de décadas no han podido demostrar que todos esos ajustes sean más eficaces o baratos que lo anterior.”

La corriente modernizadora dentro del contexto asturiano.

Es en 2009 cuando en Asturias se establecen las Unidades de Gestión y se indican las funciones para los directores de esas unidades, que serán de libre designación y tendrán capacidad para gestionar personal y medios. “Si gestionan ambas cosas, están gestionando todo”, subraya Esther.

Pero, al tratarse de funcionarios, se necesita que el personal se adhiera.

“Por ejemplo en mi caso tengo un nombramiento (no un contrato) de una plaza. Si se pretende que dependa del Director de la Unidad de Gestión, necesitan que me adhiera voluntariamente, no pueden obligarme a depender de una dirección distinta a la de mi nombramiento de plaza”.

Uno de los problemas de estas Unidades de Gestión es la falta de participación:

“Los objetivos nunca se discutieron con sus componentes, se acuerdan (supongo, o se imponen) entre Jefe y Dirección. Tampoco ahora; de hecho en los dos años que llevamos con este sistema, el Director de la Unidad nos cuenta lo que se cumplió y lo que quedó sin cumplir… de viva voz y con datos imposibles de contrastar”.

En esa misma reunión se aprovecha la ocasión para pedirles la firma de adhesión para el próximo año. Otro aspecto cuestionable es que abre la puerta a la designación digital:

“no se establece procedimiento para nombrar a los directores de gestión. Esa puede ser la causa del rechazo de muchos médicos a las nuevas medidas. Porque después de muchos años de servicio, oposiciones, concursos y formación, van a colocarle a un Jefe por “libre designación” en la mayoría de los casos un cargo político”.

Y aún hay más “la inmoralidad (así lo creo) que suponen los incentivos por firmar; que traten de sobornarte y encima con dinero público”.

La desarticulación de la función pública

Todo esto hay que situarlo dentro de un proceso de desarticulación de lo público, que para esta técnica de laboratorio asturiana tiene distintos fines:  “La Educación no es ajena a esta transformación, pero de ella se espera otra cosa: poder y control (anular la libertad de cátedra, que diría mi abuela que fue maestra). De la Sanidad se busca el negocio”.

Desde los ’90 se viene hablando de nuevas formas de gestión pública más participativas. “Lo hacía el Insalud, extinguido una vez transferidas sus competencias a las Comunidades Autónomas; hablaban de incentivos pero aquellos eran, principalmente, la participación de todos los trabajadores y así lo decían expresamente: “que en cada centro de trabajo se reúnan los trabajadores”” recuerda Esther.

“El SESPA, al principio de la puesta en práctica de las Unidades de Gestión en Primaria, envió unas recomendaciones pero existe una enorme diferencia entre ellas y lo que se hace meses después en los hospitales con ese papel que se da a firmar “secretamente” sin que te den una copia” explica.

El espacio para experimentar nuevas formas de gestión de la Sanidad Pública

Aparece con una ley del ’97.  Una de las nuevas formas de gestión de lo público, la más conocida, consiste en la cesión de espacios públicos a empresas privadas o la creación de sociedades anónimas con capital público y privado.  Así se financian la construcción de grandes equipamientos como el nuevo HUCA y la gestión de numerosas actividades.

Sin embargo los datos sobre el coste de los nuevos hospitales madrileños construidos con la fórmula PFI (dinero público/propiedad privada) refleja que el precio de la construcción es muy inferior a lo que finalmente las comunidades autónomas deben asumir como pago.

Con la gestión semiprivada el coste de los hospitales madrileños ha pasado de un presupuesto de 701 a 5000 millones de euros, un 700% más.

“En concreto el gasto de los siete hospitales que inauguró Esperanza Aguirre en 2008, gestionados por empresas, se ha disparado. Cuando acabe el año, la comunidad ya habrá pagado a las empresas 761,3 millones de euros, cuando su construcción costó sólo 701 millones. La deuda a saldar en los próximos 30 años asciende a 4.284 millones y las empresas ya han reclamado que la cuota anual se incremente en nueve millones”Fuente: Nueva Tribuna “La privatización de la sanidad pública, que significa?

El caso inglés demuestra que los intereses de financiación casi duplican los costes iniciales

Mientras el gasto público en sanidad se reduce, paralelamente aumentan las cesiones a empresas privadas.”Por ejemplo, ya no se sabe quien gestiona las nóminas, la gestión de informática, las cafeterías, las cocinas, las dietas… y veremos más cosas; ahora se pretende sacar fuera la esterilización”.

Tampoco la comparación de los gastos de la cama en un hospital público y en uno privado habla a favor de lo segundo.

La cesión de las responsabilidades públicas a la empresa privada, permitida por ley, alcanza hasta el 49%. Este límite es para todo el Estado, lo que no evita que existan diferencias en cada Comunidad Autónoma para sortearlo. El caso de Valencia es ejemplar, la inversión privada participa en un 51% del capital global de la asistencia sanitaria con lo que se asegura la toma de decisiones.En aquellos casos en los que se mantiene el límite del 49%, las perspectivas tampoco son muy halagüeñas:

Con todo, el gasto sanitario español dentro del contexto europeo es notablemente inferior.

“La trampa, creo, está en permitir entrar a la empresa privada en la gestión pública. Aparentemente la sanidad pública se reservaría la posibilidad de decidir su parte. Sin embargo lo que veo más probable es que el porcentaje más rentable, aquello de lo que es posible sacar beneficios —investigación, cirugías importantes, tratamientos con fármacos de último diseño, etc.— se lo quede la privada. La parte restante, la pública, será para crónicos y todo aquello que sólo puede generar pérdidas”
 El pasado: Tratado de Maastrich

La entrada en Europa supuso que Gobiernos y Comunidades Autónomas se comprometieran en Maastrich al adelgazamiento de los presupuestos públicos. Esa política ha llevado a que todas las CCAA traten de eliminar de su contabilidad competencias que le corresponden, como el Servicio Público de Salud.

“Esa es la causa de la proliferación de S.A. (sociedades anónimas) en tantas empresas públicas. Hemos llegado a un punto en el que la sociedad está perdiendo lo que tiene a precio de costo. Y lo grave es que todo esto está pasando sin debate”.

El presente: Fundación Bamberg

Es un ejemplo paradigmático de la gestión y política sanitaria donde se combina lo público y lo privado. Según su web su nombre responde al de un médico del año 800 dC cuyo pensamiento sobre la salud era:

“La enfermedad puede ser beneficiosa para el hombre cuando abre sus endurecidos sentidos, y la salud peligrosa que invariable le incita a cometer nuevas y continuas rebeldías. Recomienda cuidar el cuerpo, mientras la última decisión sobre la salud y la enfermedad corresponde a Dios.”

“Creo que es un intento de avanzar en estas nuevas fórmulas. Lo alarmante para mí en este caso, es que sea un antiguo ministro de sanidad quien la representa en el 25 aniversario de la Ley General de Sanidad… todo un desatino” comenta Esther sobre esta Fundación.

Su presidente es el economista Ignacio Para, hasta 2009 asesor de salud de Microsoft, y hasta 2006 director de salud de Arthur Andersen, cargos que ha compatibilizado con la Fundación. En su blog podemos leer un post titulado: “la terquedad de cierta izquierda del Sistema Nacional de Salud” donde advierte de los peligros que entraña la defensa del sistema público de salud:

“La terquedad de los que no quieren reconocer los problemas de nuestro Sistema Nacional de Salud, los que defienden a toda costa una gestión estatalizada, burocrática y funcionarial, controlada por sindicatos de clase con planteamientos antiguos y obsoletos, es la que nos puede llevar a un déficit progresivo de la calidad que lo acabe por convertir en un régimen de beneficencia…”

En su Carta abierta a la Fundación Bamberg, Marciano Sánchez Bayle, Portavoz de la “Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública” responde a las críticas recibidas por el mismo Ignacio Para:

“Es evidente que el Informe de la Fundación Bamberg propone con absoluta claridad la fragmentación del aseguramiento sanitario y pretende otorgar un papel relevante en la provisión de la asistencia sanitaria a las aseguradoras sanitaria privadas, eso sí, utilizando para ello dinero público proveniente de los impuestos que pagan los ciudadanos. Eso en castellano se llama privatización”.

Las propuestas del Informe, según cuenta el propio Bayle, no se han puesto en práctica en ningún país del mundo. Lo más parecido es el caso de Holanda donde se ha potenciado el aseguramiento privado, dando lugar (según un reciente informe publicado por la prestigiosa revista sanitaria New England Medical Journal ) al incremento del gasto sanitario total hasta alcanzar 12% del PIB del país (frente al 9,2% de España); ha reducido la cobertura sanitaria de la población, además se elevó un 41% el gasto sanitario en los hogares “.

El mencionado informe se presentó en Abril 2011,  coincidiendo con el 25 aniversario de la ley general de sanidad, y  pretende ser la propuesta de Modelos de Futuro de Gestión de la Salud. Entre sus medidas destacan algunas como:

  • deshecha el copago por acto médico (pagar por la consulta, otra cosa son los medicinas).
  • la separación entre la financiación, el aseguramiento y la provisión de los servicios asistenciales.
  • un nuevo papel del médico de familia como cogestor de la salud de sus pacientes.
  • la eliminación de niveles asistenciales y su transformación en procesos integrados de atención.

Ramón Quirós, exconsejero de Salud del Principado de Asturias.

En su agenda para 2012, entre otras actividades previstas para el próximo mes de enero se encuentra una Conferencia sobre la Sostenibilidad del Sistema Sanitario español, y una serie de Encuentros con Consejeros.

Precisamente el exconsejero Ramón Quirós, el que da nombre al Plan que encabeza este artículo, también  ha participado pronunciando la conferencia ‘La transformación del sistema sanitario. ¿Tarea imposible?’,  en estos encuentros organizados por la Fundación Bamberg, con la colaboración de Pfizer.

Esta última, una de las mayores multinacionales farmacéuticas del mundo, sirvió de inspiración a John le Carré para escribir “El jardinero fiel” por sus ensayos clínicos no autorizados con seres humanos en Nigeria.

El debate

La plataforma CAS Madrid y el 15M mantienen abierta una campaña de recogida de firmas para derogar la ley del ’97. También se está trabajando desde otras instancias como “Conceyu por otra función pública”, o la “Plataforma NO GRACIAS”, para evitar esa desarticulación de la función pública de la sanidad.

¿Qué crees que se está consiguiendo?

“Creo que se está consiguiendo el debate, que la gente piense en alto y que se difundan nuevas maneras de hacer las cosas. Hablar es pensar en alto y eso facilita que encontremos entre todos otra manera de hacer las cosas.

Es cierto que existe una mentalidad del “tenemos derecho a todo” que es insostenible, pero el copago no es la solución, porque eso supondrá una barrera insuperable para quien realmente necesita servicios sanitarios y no los puede pagar. Por otra parte ya tenemos cierta forma de copago en la Sanidad Pública: a través de impuestos y del porcentaje que pagamos por los medicamentos en la farmacia”.

¿Qué pasos crees que hay que dar?

“El Sespa está tratando de cambiar “las reglas del juego” con argumentos sólidos como que hay que cambiar la gestión. Varias cosas están claras, hay que aumentar la conciencia de responsabilidad en el personal sanitario y estimular la participación”.

¿Cómo crees que están tratando los medios esta cuestión?

“Si te refieres a los periódicos y medios en general, estos temas no los tratan, se limitan a hacer de voceros del gobierno que toca, al menos aquí. Conozco a algún periodista “especializado” en asuntos sanitarios pero cuando tienen que dar una noticia no investigan la verdad, se limitan a reproducir las declaraciones del político sanitario de turno. Es todo muy descorazonador”.

0 comments

Trackbacks

  1. […] jQuery(“#errors*”).hide(); window.location=
    data.themeInternalUrl; } }); } cusamaco.eu – Today, 6:49 […]