breves, teatro y cine — 13 marzo, 2012 at 13:50

Anuario de Teatro: Radiografía de una ausencia

by

Novena Edición del Anuario de Teatro de Asturias.

Por tercer año consecutivo descenso siginificativo del número funciones programadas y reducción drástica en las ayudas.

“¿Qué hemos hecho para merecer esto?”

Así encabeza su autor, Boni Ortiz, esta obra imprescindible para obtener la radiografía de las funciones, los estrenos, los festivales y las programaciones que tuvieron lugar a lo largo del pasado año en Asturias. Una laboriosa  recopilación en la que se deja constancia de la actividad de un sector severamente castigado y sin embargo generoso en calidad y cantidad de propuestas.

Durante la presentación en el marco de Fetén 2012, este crítico de solera quiso dejar constancia del apoyo recibido por la Feria Europea de Teatro para niños y niñas, que en cada edición compra un buen número de ejemplares y los coloca por todo el país. No fue ese el caso de la Consejería de Cultura, que no compró ninguno. La SGAE por su parte ni siquiera contestó a la propuesta.

 

“Otra novedad como consecuencia de los malos pasos que está dando la prensa de papel —señaló Ortiz— es que se ha suprimido la crítica teatral”.  En su lugar, el autor de este anuario está creando una web que pretende ser referencia para los profesionales: www.teatro-asturias.es.

Algunos datos  significativos

Un repaso a las cifras del 2011 señala las tendencias en las que ha derivado la escena asturiana en el 2011. Fueron 1.178 las funciones registradas con fecha y lugar.  De ellas 796 proceden de compañías asturianas y 372 de compañías llegadas del resto del país.

  1. por primera vez las funciones de compañías amateur superaron a las profesionales.
  2. se han perdido más de 100 funciones de compañías profesionales.
  3. hubo 216 funciones de un sólo actor.
  4. de los 84.000 euros del año pasado, el presupuesto se ha visto reducido a 52.400 euros.
Algunas realidades
  • Aumento considerable del pequeño formato (un solo actor).
  • La programación está bajando de manera más que preocupante: el número de representaciones “patrias” desciende por tercer año consecutivo sumando un total de 300 funciones menos desde 2009, año en el que se alcanzaron las 1411.
  • El circuito en cambio fue creciendo.
  • El número de funciones contratadas se redujo al 40%
  • FETEAS sigue creciendo en número de asociados y espectáculos,  409,  frente a las 398 producidas por compañías profesionales.
  • También han aumentado el número de funciones en espacios no escénicos.
Novedades positivas
Se abren dos nuevos espacios escénicos, VALEY Centro de Cultura de Castrillón y el Teatro Auditorio de Pola de Siero y se consolida “El Huerto” como espacio de programación estable.
Valey Centro Cultural
Valey Centro Cultural

 

A excepción de estos últimos datos, el balance es negativo, especialmente para las compañías profesionales que han visto  mermadas en un 33% las aportaciones al Circuito Profesional de las Artes Escénicas y las ayudas a la creación en el aire.

“En lo que se refiere al circuito de teatro, hasta abril no va habrá nada. La máquina del circuito es compleja, cuesta echarla a andar. La primera reunión se celebró la semana pasada, con meses de retraso”,  informó Ortiz no sin ocultar cierta dosis de indignación.

“El teatro es, además de un espacio de libertad, una industria de la que vive mucha gente. ¿Por qué entonces no existe una política cultural?, no se trata sólo de dinero sino de dinámicas de trabajo compartido” remató este reconocido investigador teatral.

Recientemente se ha puesto en marcha una campaña de apoyo al teatro profesional asturiano. La Asociación de Profesionales de Teatro y Danza de Asturias (ACPTA) por su parte ha señalado que las ayudas a la creación en Asturias ya eran las más bajas de todo el país, y ha reclamado una auténtica política teatral para el Principado además de la restauración de las cantidades anteriores a los recortes.

La situación es extensible a otras comunidades dónde se está padeciendo, en mayor o menor medida, la misma ausencia de política cultural responsable y consciente. De lo que sucede en el País Vasco y más allá deja constancia el artículo publicado hace pocos días por la Revista Artez Blai: Las Artes en vivo se hunden ante la retirada del apoyo público.

Las decisiones que hay que tomar, entre todos, afectan de forma inmediata al modelo de financiación de la cultura, un nuevo modelo que deberá diseñarse y ponerse en marcha lo antes posible para que no tengamos un retroceso fatal en el sistema de creación y producción cultural, un modelo que debe contemplar un mejor aprovechamiento de los recursos públicos disponibles como son las infraestructuras que siempre han debido estar al servicio del creador y del público… (extraído del artículo de Artez Blai).

TG Facebook Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *