arte, cultura — 12 mayo, 2011 at 10:17

Artistas de repente

by
Las dos cuestiones que Oihane Espuñez e Itziar Zorita querían trasladar a un grupo de adolescentes, ¿cuál es la función del artista? y ¿para qué sirven el arte o los museos? ya han obtenido las primeras respuestas. “Artistas de Repente” es un proyecto colaborativo de transformación social desarrollado por el colectivo Mobiolak. Su primera etapa del 6 mayo al 17 de junio, tiene lugar en el El Hervidero en su decidida apuesta por estimular el Arte Relacional en Gijón.

Llamaron a todos los institutos de la región y encontraron siempre la misma respuesta: “el problema es el tiempo, ya tienen muchas actividades”. Finalmente, gracias a la complicidad de una profesora, el grupo de jóvenes que ha intervenido en esta propuesta de activación social comprobó que esta no era una experiencia cualquiera. Contemplar sus rostros por unos segundos era suficiente para constatarlo. La clave, participar en la exploración personal y colectiva de las ideas y prejuicios que condicionan nuestra percepción y la consiguiente manera de actuar en la vida.

Éste no ha sido el primer proyecto que las Mobiolak realizan con jóvenes. Si ahora se trataba de construir el armazón que sostiene la piel de un artista, en el trabajo anterior era la de un político. Para ello utilizaron el famoso discurso de Stalin “Camaradas, ciudadanos, hermanos y hermanas“. Los resultados fueron tan óptimos como para proponerse continuar en esta línea.

Convencidas de que no tiene sentido para ellas ocuparse exclusivamente de su trayectoria personal, éste no es el único colectivo con el que pretenden trabajar en un futuro.

Las herramientas son las del teatro social dónde las técnicas para construir un personaje, la deshinibición, la voz, el cuerpo y el grupo, se convierten en mecanismo para resolver conflictos, revelando lo que se oculta, descubriendo y entendiendo la química de las actitudes, estimulando la inteligencia e impulsando la motivación.

Andrea, Ruben, Jenny y Marco son algunos de los primeros «Artistas de Repente». Sus personajes no se definen precisamente por buscar el éxito en las ventas. Una compositora de canciones que hablan del desamor, un artista callejero que recicla y transforma objetos encontrados en la calle, una fotógrafa que toma sus instantáneas en los rincones de barrios marginados… son algunos de los artistas construidos por estos jóvenes que aun no saben bien a qué se van a dedicar pero que ya contemplan la idea de ser artistas de una forma muy distinta.

Fotografías de José Luis Isoba.

TG Facebook Comments

3 Comments

  1. Encantado de saber de este interesante / necesario proyecto. ¿cómo
    serán esas canciones que hablan del desamor?.

  2. Un gran día el de la inauguración 🙂

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *