cultura, danza — 5 mayo, 2011 at 8:29

Danza parabólica

by
Si algo caracteriza  la creación contemporánea es probablemente la experimentación, la búsqueda de un lenguaje propio a través de la combinación de soportes e influencias muy diferentes. En esa línea se sitúa esta compañía de danza contemporánea asturiana de recorrido intenso y bagaje heterogéneo.  Vídeo-acción, texto-danza, son algunas de las categorías estéticas que plantean en su trabajo este dúo genuino, cuyo nombre ya es, en sí mismo, una declaración de intenciones: ser antena transmisora.

Bailarinas Parabólicas

Lejos del estereotipo de lo que todavía much@s entienden por bailarinas, lejos de buscar  la perfección de la forma, la acrobacia o la destreza, lejos de moverse al ritmo de la música, a años luz de la definición de Danza que aparece en Wikipedia, están Mariate García y Mónica Cofiño.

Cerca del movimiento nacido de la intuición, cerca de la improvisación, y muy próximas al arte conceptual y al body art, se localiza su proyecto.

Si tiras una hormiga de un octavo” (2009) es su segundo trabajo, tras Planeta TV (2008).

«Planeta»

 

Si con “Planeta …” penetraron en  la insaciable necesidad humana de mirar y ser mirado, sugiriendo la existencia de las distintas dimensiones que concurren en una imagen grabada, la banalidad de los mensajes y la ausencia de referentes, con el segundo navegan aun más profundo.

Como si de capas se tratara, con ese primer montaje se ocuparon de los síntomas, y en la siguiente llegaban a las causas, insondables y contradictorias; ocultas y evidentes aun tiempo. La dualidad,- “quedarse fuera/quedarse adentro”-, y su prima hermana, la dificultad de ser, con todo lo pequeño y lo grande que eso implica, -“nos preocupan esos seres diminutos, que viven atentos a nuestro alrededor”-, se exponen a la mirada a través de estrategias dispares.

Su propuesta solicita a todos los sentidos.  Es una aleación de elementos que convierten su observación en experiencia plástica. Su posición frente a lo que creemos cierto parece clamar al cielo y apela a alguna forma de acción —”qué es la realidad? / desiertos y busco agua / silencio de segundo plato / que alguien pregunte algo o que se vaya”—.

Su reflexión evoca a la naturaleza misma del  movimiento —”nunca la luz que nos da sombra está en el mismo lugar”— y a la desquiciada forma en que lo vivimos —” la velocidad a la que vivimos, la velocidad a la que morimos”—.

«Bai­la­rina mutante», Fiumfoto.
 Influencias y Colaboraciones

Han trabajado con figuras de la escena contemporánea tan carimásticas como Carmen Werner, Rodrigo García, Angélica Lidell, Mónica Valenciano, o Marcelí Antúnez.

Y sus piezas se nutren de la cooperación de otros creadores. Ese es el caso de la música, para la que han contado con Tape.  Uno de los creadores sonoros más iconoclastas e internacionales del panorama asturiano, detrás de quien se encuentra  Daniel Romero.

Los visuales han sido obra y gracia de Fiumfoto, colectivo multimedia también asturiano, de larga y notable trayectoria.

Planeta TV,  recibió el Premio Injuve a Propuestas Escénicas 2009, y se presentó en la Noche en Blanco de Madrid ese mismo año.  “Si tiras una hormiga…” se realizó con el apoyo del “I Programa de Residencias Artísticas” de LABoral Teatro, actualmente desaparecido. Con su tercer trabajo llegaron los “Dolores automáticos“… pero esa ya es historia para otro artículo.

 

TG Facebook Comments

One Comment

  1. Pingback: Dolores automáticos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *