arte — 23 enero, 2012 at 13:03

Pedro Soler y el espíritu del laboratorio abierto

by
El mismo día que aparecía en los medios de comunicación locales y nacionales la noticia del cese de Jose Luis Cienfuegos tras diez años al frente del Festival de Cine de Gijón, el responsable de otro proyecto cultural de calado internacional pisaba por última vez las frías baldosas del Centro de Arte y Creación Industrial.

Pedro Soler llevaba un sólo año ocupándose de la coordinación de esa área de LABoral dedicada a la investigación, producción y recursos: la Plataforma Cero. En otras palabras, esa parte del Centro de Arte accesible y participativa, la única  de este complejo y polémico Centro cuyos presupuestos eran públicos hasta la partida de Soler:

“yo sólo trabajo con presupuestos abiertos”

Convencido de la transformación de los centros de arte desde lo puramente expositivo hacia un concepto más evolucionado de laboratorio abierto, Soler había desarrollado varias líneas de trabajo dirigidas a alimentar el tejido creativo local, “creadores y ciudadanos son el corazón que impulsa los servicios y actividades de un centro de producción” señala en sus escritos.

Durante su gestión ha incidido, entre otras cosas, en el DIY (do it yourself: hazlo tu mismo); el uso de licencias de software libre y de código abierto, como camino  para la creación desde la base y el procomún; y el papel del gestor cultural como articulador-mediador entre los recursos y los deseos de las comunidades.

Para una de las exponentes de la escena electrónica en Asturias como Ana Q de Las CasiCasiotone sobre la labor realizada por Pedro:

“hacía un gran trabajo con muy poco presupuesto, logró darle al centro esa parte de producción que habían estado obviando y generó una red de trabajo orientada a la interacción con el centro y la colaboración con otros espacios y artistas tanto asturianos como de fuera. Creo que es una pena que ya no forme parte de Laboral pues su trabajo estaba siendo muy productivo e interesante. Generando propuestas arriesgadas y a la vez, accesibles a todo el mundo”.

Pedro Soler (Singapur, 1967)

su formación procede  del ámbito del arte digital, ha desarrollado una intensa labor en la creación y gestión cultural organizando eventos alrededor del mundo, entre ellos el Sónar, del que ha sido comisario.

También ha sido programador de teatro, principalmente en Francia, director del Hangar – centro de producción para las artes visuales en Barcelona- y  hasta hace pocos días director de la Plataforma Cero en el Centro de Arte y Creación Industrial.

¿Cómo se pasa de Singapur a Gijón?
“A los 17 años escapé de Singapur, no me gustaba, era un centro comercial enorme donde no había ninguna libertad política; de ahí me fuí a Londres, despues a Francia y de ahí a Barcelona. Mi abuelo nació en Lleida. Gijón ha sido maravilloso, me he sentido muy apoyado por la gente y por la ciudad.
Ahora me siento muy conectado con lo que está pasando aquí, especialmente en el campo con los neorurales, va a ser una necesidad, lo que va a generar que se dé cada vez más como contexto de innovación.”
¿Cómo definirías tu trabajo ?
Autopoésis: un concepto que desarrollaron un par de biólogos chilenos segun el cual los sistemas complejos generan sus propias formas. Curator en el sentido de “cuidar” y de “curar “
¿Cómo valoras la experiencia en Laboral?
Ha sido magnífico, he descubierto una gran cantidad de visiones nuevas. La relación con el centro no era muy fluída y hemos estado trabajando para abrir grietas por las que la creatividad pueda circular. Hay que encontrar el equilibrio entre la estabilidad del centro y las grietas que permitan funcionar a ambas partes.
¿Qué te encontraste cuando llegaste y qué dejas en estos momentos?
Encontré un espacio en el que básicamente sólo había exposiciones, dejamos un sistema de residencias, un fablab, un ecolab, y un buen número de personas que conocen bien el centro y están dispuestas a utilizarlo.
¿Cuáles dirías, tras tu experiencia, que son los desafíos y las debilidades en el momento presente?
Desafíos:

cómo seguir dando apoyo a los artistas asturianos y en general del Arco Atlántico y como diseñar el centro de arte en el futuro. No se trata sólo de hacer lo mismo con menos, sino de cambiar el modelo. Es el mismo desafío para todos los centros de arte.

Yo creo que la pobreza o la escasez de recursos no ayuda a nadie. Si el Centro no cumple su función como lugar de recursos ¿dónde entonces hay el espacio y la energía para crear? Ser artista es un trabajo nada fácil.
Hay que hacer una distinción entre el arte y la creación humana.  Ser artista y ser creador son cosas distintas, el primero lo que hace es profesionalizar la creación. Sería muy bueno dedicar  talleres para ayudar a los artistas asturianos a profesionalizarse.
Debilidades:

es una estructura política, no surge de los artistas. Eso lo convierte en algo rígido cuyos intereses no son artísticos  sino políticos.  ¿Cómo se combina esto con el apoyo a la creación teniendo en cuenta que esta es imprevisible?
Hay una parte evidente, a las grandes empresas les interesa la innovación. El apoyo a los artistas es fundamental, los creadores son esenciales para la salud de la sociedad.

En una conversación recogida por  la revista digital A-desk dices:

“Tenemos que apostar por un cambio de la posición de la cultura en la sociedad. Me gustaría imaginar que los centros de producción forman parte del tejido mismo de la sociedad, me gustaría imaginar este tipo de voluntad política y este tipo de inversión en los espacios a través de la ciudad. Es importante reclamar la necesidad de espacios creativos en las ciudades…”

¿Qué es lo que lo impide?
No hay nada que lo impida, es sólo una falta de atención, de medios, de apoyo y de prioridades. Podría suceder, pero los que eligen tienen que cambiar el chip.
Hay que elegir si apuestas por una exposición que cuesta 60.000 euros  o si apoyas a los locales.
Hay que tener fe en nuestra creación. Falta seguridad, seguimos pensando que todo lo de fuera es mejor. Se trata de empezar a utilizar la internacionalización para exportar lo nuestro.

Una obra de arte no es algo aislado, es conocimiento, pensamiento, ser, en el mundo.

El problema finalmente es una cuestión de gusto. Todos quieren presumir, las galerías, las empresas inflan los precios y establecen de manera piramidal qué es y qué no es arte.

Un centro de arte tiene que organizarse de una forma más horizontal, fomentar la creatividad.

No estoy en contra de ejercicios espectaculares pero tienen que estar equilibrados y conectados con el tejido.
Hasta hace poco, el público era, en palabras de Beckett, ese monstruo de mil culos que había que alimentar. Hacia la segunda mitad del siglo XX,  por distintas razones (segundas vanguardias, juegos digitales, estrategias de participación…)  se comienza a dar voz a un público que hasta entonces había permanecido mudo, ¿estamos ante una relación emisor-receptor más democrática, dando un paso más en la omnipresente realidad del negocio? ¿Qué es el público?
Buena pregunta. Es lo que generan los usuarios, en el sentido de apropiación. Este tiene que convivir con el centro de arte y con la creación surgida desde la base. Depende en parte del propio público su condición de ente activo o pasivo. Conectando esto con el papel que juega el arte en el presente, la crisis no es económica, sino de pensamiento, y por tanto el arte, la creación y su relación con los públicos son fundamentales en este proceso de reformulación de la sociedad.
¿Cuáles eran tus prioridades en el momento de definir los proyectos?
Las prioridades estaban claras, crear algo nuevo, nuestro y que realmente genere economía. Las prioridades es lo que realmente distinguen una política de otra, si la institución pretende destacar a nivel internacional no es lo mismo que apostar por la investigación y la creación propia.
Es muy importante destacar en todo esto los procesos, cómo se crea y se genera el arte. Un centro que me gusta en este sentido es Hangar o Arteleku, que son sobre todo centros de producción, también el centro 8 Mayo.
¿Tus próximos proyectos?
The Summer of Labs, dos semanas en cada sitio, desde Nantes hasta Casablanca. Cada lugar busca su financiación. En la wiki del Summerlab hay un esbozo del proyecto. Hay otro proyecto que se llama Contracultura. Com.br  tiene que ver con el papel de la cultura en las distintas expresiones de la revolución que se han dado en 2011.
La ciencia y la industria han evolucionado a partir del I+D+I (investigación, desarrollo e innovación). ¿Se necesita incorporar estos procesos a la nueva escena cultural?
No se trata de trasferir el I+D a la cultura, sino de cómo ayudar a  la cultura para que ésta puede realmente servir a la sociedad.
¿Tus puntos de referencia?
Jorge Luis Marzo y sus análisis sobre cómo las mismas estructuras franquistas siguen dominando el sistema del arte. Los situacionistas, Walter Benjamin, el surrealismo, los moviminetos  feministas, etc. han aportado visiones fundamentales para devolver a la sociedad distintas perspectivas que la han enriquecido enormemente.
El penúltimo premio nacional de arte Santiago Sierra, con el pabellón de la Bienal de Venecia donde no dejaba entrar sin pasaporte español.
A modo de conclusión
Como ya sucediera anteriormente con la polémica gestión del director de Laboral Escena, Mateo Feijoo, resulta cuando menos inquietante que se frustren proyectos tras invertir tiempo y recursos en ellos, justo cuando empiezan a germinar.
Por esa razón sería de agradecer que el actual director de actividades de este centro, Benjamin Weil, explicara por qué se decidió prescindir de Soler y de una forma tan drástica como para bloquear su cuenta de correo electrónico sin previo aviso y  sin tiempo a cerrar o derivar los proyectos que estaban abiertos.

TG Facebook Comments

5 Comments

  1. Me entero por medio del Facebook sobre este asunto, tuve la
    oportunidad de conocer a Pedro en Hangar cuando la residencia del
    Fondo Nacional Para la Cultura y las Artes de México y Hangar, un
    proyecto que después de años de funcionar fue abandonado por las
    contrapartes mexicanas de una forma muy poco responsable; el año
    pasado me reencontré con Pedro Soler y me habló de Laboral, incluso
    me invitó a gestionar acceder a una residencia ahí…ahora que leo
    esto me desmoralizo seriamente ya que pensaba junto con otros que
    este era un problema casi exclusivo de nuestros países
    (Latinoamérica) y que las autonomías españolas estaban dando el
    ejemplo de constancia y políticas horizontales a la hora de decidir
    cambios. Lo único que me da expectativas es que los proyectos que
    Soler aborde por principio no se detendrán por este tipo de
    situaciones y segundo, darán otros resultados ahí donde se
    efectúen…

  2. alejo duque

    A pedro desde Colombia le mando un saludo lleno de gratitud por
    todo el trabajo del pasado año. Lo que se merece es un sabatico!

  3. Gracias, Monica, para este articulo. Creo que las semillas que
    hemos plantado están portando sus frutas, no me siento frustrado :
    este año en LABoral tenéis el trabajo de narrativa espacial de
    Helena Torres, la investigación electro-bio-acústico de Paula Pin,
    la residencia de Cristina Busto, la expo de Lorena Lozano, el grupo
    de mapa sonoru con Juanjo Palacios, David Pello full-time en el
    lab, la presencia de Andy Gracie, Miriam Ruiz, las residentes a
    venir, y mucho mas gente … Es un momento muy excitante para el
    centro – 5 años ! – y hay gente muy valida trabajando dentro y
    alrededor. Creo que es totalmente posible – incluso necesario –
    combinar grandes nombres (lo k llamas el “internacional) con un
    trabajo de base / i+d+i (de donde saldrán los próximos
    internacionales !). Aprovecho, en este sentido, para expresar mi
    alegría para el reciente premio ABC que ganaron .tape. y fernando
    gutierrez. No me quejo de marcharme (casi vivía en el centro!)
    aunque la dirección ha sido, efectivamente, muy poco elegante al
    final. Seguimos ! este año sera muuuuy interesante !

  4. Rosario Hernández Catalán

    Tuve el privilegio de conocer a Pedro y su capacidad de tejer
    redes. Ese hombre en un año generó una red de conocimiento y
    creatividad en Asturias impresionante. Me alegro por él, seguro que
    marcharse es bueno para él.Pero muy malo para Asturias. Es un
    superdotado a nivel intelectual, artístico y humano. Un hombre
    entusiata y generoso con un hervidero en la cabeza. Un genio,
    aunque seguro no le guste el adjetivo. Y también, por qué negarlo,
    un revolucionario. Es la encarnación del dios Dionisos, del dios
    Pan en su faceta creadora y catártica. Bestial.

  5. Pingback: Pedro Soler y el espíritu del laboratorio abierto | cultura conocimiento | Scoop.it

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *