cultura, teatro y cine — 16 abril, 2011 at 19:47

Profesiones de Cine, Escenógrafa

by
Hace apenas unos días que finalizó en Asturias el rodaje de la película “Los muertos no se tocan, nene” basada en la obra homónima de Rafael Azcona y dirigida por J. Luis García Sánchez.

Por los estudios Gona en Morcín, epicentro dónde se concentró todo el equipo, pasaron actores y actrices como, Blanca Romero, Silvia Marsó, Alex Angulo, Carlos Larrañaga, o Maxi Rodríguez entre otros. Pero importante es saber que se ha contado con otro tipo de profesionales, como lo son los que se encargaron de la escenografía.

La escenografía, un poco de historia.

Tan apasionante como quizás desconocido, es uno de esos oficios invisibles e imprescindibles en el séptimo arte. También llamada pintura de escena, la escenografía hunde sus raíces en el teatro griego. En la actualidad representa un conjunto elementos materiales que interactúan en el espacio para producir o crear un ambiente, superando la idea de ornamentación.

Representa un lenguaje en el que quienes dialogan son los objetos y los espacios, creando una poética propia. Un tejido material que se trenza con el tejido formado por otros componentes como la iluminación, el vestuario o la interpretación misma de los actores. Su evolución ha estado sometida a las mismas tensiones que han constreñido o ampliado los límites creativos en cada época.

Foto del diseño de escenografía de Eduardo Arrocha de La noche de Eva con el mural del comienzo de la obra realizado por Mario García Joya.
Foto del diseño de escenografía de Eduardo Arrocha de La noche de Eva con el mural del comienzo de la obra realizado por Mario García Joya.

Un ejemplo es lo que sucede en el teatro de los años 20 en España. Momento en el que la tendencia al naturalismo engañoso es sustituida por la apertura hacia nuevas ideas procedentes de los grandes renovadores de la escena europea. Resultado de esa transferencia sería el traspaso del concepto de decoración por el de espacio escénico.

Sobre la más o menos compleja arquitectura de una escenografía recae en parte algo tan mayúsculo como la credibilidad de una historia, especialmente en el cine. En España su desarrollo es notablemente inferior al de otros países europeos con una industria cinematográfica más sólida que la nuestra, como es el caso de Francia, Inglaterra o Alemania.

Una de las pocas obras en castellano centrada en el papel del director artístico es “La escenografía en el cine. El arte de la Apariencia”, firmado por una figura de referencia como Felix Murcia.

La escenógrafa

Nos acercamos al trabajo de Carmen Castañón.

En “Los muertos…” es la ovetense Carmen Castañón quien se hace cargo de la dirección artística. Licenciada en Bellas Artes, se especializa en escenografía y pasa varios años en Italia profundizando en el oficio.

Su trayectoria entorno a la escena, el teatro y el decorado, marca su biografía desde niña. Éste es su primer largo como directora artística de cine, tras haber participado en otros proyectos de distintos metrajes. Sus próximos trabajos ya están en fase de diseño; la escenografía de “El día de las Letras” en Langreo y la de los “Premios de la Música” en el Teatro Avenida de la Gran Vía madrileña.

La escenografía de esta película.

Realizar el proyecto escénico para esta película le llevó a Castañón alrededor de 6 meses de investigación y documentación previa sobre la época que recrea la ficción, la España de finales de los años 50. Leerse varias veces el guión y recopilar información fueron los primeros pasos para visualizar el ambiente en sus distintos escenarios exteriores e interiores.

El diseño de la casa dónde transcurre la mayor parte de la acción es una fiel relectura histórica reconstruida por habitaciones en el plató de los asturianos estudios de Morcín.

Para lograr que cocina, salón y habitación, respirasen a añejo, la búsqueda de muebles, lámparas y demás elementos de atrezzo supuso una concienzuda exploración por anticuarios y rastros de toda España.

También el equipo representa una pieza clave sin la que el trabajo de realización de decorados y acabados sería impensable. Nuria Trabanco conocida por su trabajo en compañías de teatro profesional asturiano es la jefa de construcción. Participaron además 4 carpinteros, una atrezzista de rodaje y 4 asistentes.

El reto escenográfico en el cine representa seguramente la prioridad práctica y real del trabajo frente al aspecto creativo, nos comenta Carmen. Cualquier humedad recreada en la pared ha de parecer totalmente real en cámara y de alguna forma hay que lograr que el alma, en este caso, de 4 generaciones de la misma familia dejen su impronta en la vivienda. La cromática histórica está escrupulosamente estudiada no sólo para conseguir el realismo vinculado a la memoria de la época, sino también para optimizar la imagen captada y filmada en blanco y negro.

Un gran trabajo de equipo dirigido por una  joven promesa de la que cabe esperar un sólido futuro dentro de su campo. En relación con la incipiente industria cinematográfica asturiana, deseable es que siga generando buenas noticias. Y que el esfuerzo de Juan Gona, tanto en la producción como en la formación de profesionales del sector tenga una continuidad apoyada por todos.

Texto: Verónica García Ardura. Artista plástica.
Fotografías: Andrés Gomez.

TG Facebook Comments

One Comment

  1. Pingback: All is in your mind y otros artículos. | A ver que trae el viento..

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *