cooperación — 27 enero, 2012 at 11:54

¿Puede una civilización empezar con un dvd?

by
¿Podemos construir sin depender de los propietarios de la tecnología? ¿Hemos de resignarnos a la obsolescencia programada?

Marcin Jakubowski y todos los que actualmente abanderan el modelo del Open Hardware creen existen alternativas sólidas y muy prometedoras para alcanzar la autosuficiencia industrial.

Su aportación:  los planos de 50 máquinas agrícolas a disposición de la humanidad.

Modelos de código abierto para la civilización

El Open Hardware es un concepto derivado del Open Software, aunque con algunas diferencias.

Es posible replicar la efectividad del trabajo en cadena, consiguiendo máquinas más baratas y fiables y para ello no es preciso tener amplios conocimientos en todas las áreas.

Un garaje, un equipo de soldadura, un banco de trabajo y algunas herramientas es lo que necesitamos para llevar a cabo estos proyectos.

Desde la construcción de una impresora 3D a un tractor, pasando por una segadora o una cosechadora, todo es posible y así lo cuenta Jakubowsky en este vídeo:

Como primer paso hacia la autosuficiencia industrial y como apoyo a la soberanía alimentaria, Jakubowsky ha puesto a disposición de la humanidad los planos de 50 máquinas agrícolas. El material, por supuesto, va más allá de unos simples planos.

Está acompañado de todo un conjunto de instrucciones para llevarlos a cabo, vídeos explicativos (en inglés), un foro y una wiki para completar la información necesaria y donde, a un tiempo, puedes ir incluyendo tus propias observaciones para así ayudar a la mejora y crecimiento del proyecto… y esto es sólo el primer paso de un proyecto para escribir un conjunto de instrucciones para toda una aldea autosuficiente (costo inicial: 10.000 dólares).

Transcripción del vídeo.

Hola, me llamo Marcin; soy agricultor, tecnólogo. Nací en Polonia, ahora vivo en EE.UU.
Inicié un grupo llamado Open Source Ecology. Hemos identificado las 50 máquinas más importantes que creemos hacen falta para que exista la vida moderna; cosas como tractores, hornos de pan, constructores de circuitos…
Entonces nos propusimos crear una versión de código abierta, de bricolaje casero, que cualquiera pudiera construir y mantener por una fracción de su coste. Lo llamamos el Kit de Construcción de la Aldea Global.

Les voy a contar una historia. Terminé mis ventipico años con un doctorado en energía de fusión y descubrí que era un inútil. No tenía habilidades prácticas. El mundo me presentó opciones y yo las tomé. Supongo que podemos llamarlo estilo de vida de consumo.
Empecé una granja en Missouri y aprendí economía agrícola: me compré un tractor… luego se rompió. Pagué para que lo repararan… luego se arruinó otra vez. Y pronto yo también. Estaba en la ruina.
Me di cuenta que las herramientas adecuadas, económicas, que necesitaba para empezar una granja y un establecimiento sostenibles simplemente no existían.
Yo necesitaba herramientas robustas, modulares, altamente eficientes y optimizadas, de bajo coste, hechas de materiales locales y reciclados que duraran toda la vida; no las diseñadas para la obsolescencia.
Me di cuenta de que tendría que crearlas yo mismo. Así que hice precisamente eso. Y las probé. Y hallé que la productividad industrial puede lograrse a pequeña escala. Así que publiqué los diseños 3D, los planos, vídeos de instrucciones y presupuestos en una wiki.
Luego empezaron a aparecer colaboradores de todo el mundo con prototipos de máquinas nuevas en visitas dedicadas a proyectos. Hasta ahora tenemos 8 prototipos de un total de 50 máquinas. Y ahora el proyecto está empezando a crecer por sí mismo.
Sabemos que el código abierto tuvo éxito en herramientas de gestión de conocimiento y creatividad. Y lo mismo está empezando a suceder con el hardware. Nos estamos centrando en el hardware porque es el hardware el que puede cambiar la vida de las personas de maneras realmente palpables. Reduciendo las barreras a la agricultura, la construcción, la fabricación, podemos liberar muchísimo potencial humano. Y no sólo en el mundo en vías de desarrollo.
Nuestras herramientas se hacen para granjeros, constructores, emprendedores, creadores de EE.UU. Hemos visto mucho entusiasmo en estas personas, que ahora pueden empezar en el ramo de la construcción, en fabricación de piezas, en agricultura comunitaria orgánica (CSA), o simplemente venderle energía a la red.
Nuestro objetivo es un depósito de diseños publicados tan claros y completos que una simple copia de DVD sea un kit para iniciar una civilización.
He plantado cien árboles en un día. He moldeado 5.000 ladrillos en un día con la tierra bajo mis pies y construí un tractor en 6 días.
Por lo que hemos visto, esto es sólo el principio. Si esta idea es realmente buena entonces las impliciones son significativas. Una mayor distribución de los medios de producción, cadenas de suministros que respetan el ambiente, y un renacer de la cultura de hacerlo uno mismo ojalá superen la escasez artificial.
Estamos explorando los límites de lo que todos podemos hacer por un mundo mejor con la tecnología de hardware abierto. Gracias.

TG Facebook Comments

3 Comments

  1. Pingback: Hay un sábado de común denominadores | SurSiendo Blog

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *