cooperación — 17 noviembre, 2011 at 17:18

Tierra comunal para el pensamiento y la cultura libre

by

Hablar de cultura libre es: “excavar en la batalla por las tierras comunales de la cultura y el pensamiento, una batalla en la que los avances legales y las nuevas regulaciones se muestran extremadamente adversas para los principios de la libre circulación del conocimiento y la información, pero en la que algunas estrategias expuestas se presentan como herramientas de una libertad tremendamente prometedora..”  Por una cultura libreLawrence Lessig.

Cultura Libre
Fotografía de http://www.monartisteleblog.fr
La exhibición del Summerlab, ofrece un mirada dilatada a los caminos y reflexiones planteadas desde un territorio todavía muy desconocido por las mayorías: La Cultura Libre . Aunque sus  protagonistas emergen progresivamente en el espacio público, su identidad está lejos de ser absorbida por los medios de comunicación convencionales, (y menos mal) salvo honrosas e interesantes excepciones  en las que la crónica hace justicia al contenido.

Altruismo para reiniciar el sistema

La cuestión tiene poco de sencilla pero ver en las pantallas de esta exposición un nutrido grupo de geeks y otras especies emparentadas, desplegados en el  espacio amplio y diáfano de la Plataforma Cero, representa una primera pista para saber por dónde empezar.

¿Un grupo de qué?! Oo

Fotografía de http://www.efectosocial.netUn grupo de geeks, o dicho de otro modo seres de este planeta que parecen de otro, cuyo lugar común es la fascinación por la tecnología y la informática y con ciertas inclinaciones a reiniciar el Sistema.

(Para saber si lo eres mira por aquí)

Muy probable es que a sus filias se deba su especial vinculación con buena parte de lo que Internet ha venido alimentado desde el principio, le pese a quien le pese, esto es: libertad de expresión y altruismo colaborativo, ambos bien aderezados con buenas dosis de librepensamiento. Y eso es precisamente lo que en mayor medida recogen los testimonios de lxs participantes del Summerlab a través de su anarchivo, dosis poco habituales de libertad y desprendimiento.

Fotografía de www.encuentrosfotograficosgijon.comSi Deleuze y Guattari, hubiesen levantado la cabeza en este laboratorio observarían en este terreno abonado a la comunicación horizontal y espontánea un ejemplo paradigmático de lo que bautizaron como rizoma. Concepto tomado de la botánica para aplicar las relaciones entre raíces y brotes a la realidad social,  esa que cada día se perfila alrededor de un sistema de conocimiento en el que la jerarquía y los centros están ausentes: Internet y todas sus consecuencias el procomún.

Forma y Fondo del Nodo

De la conectividad entre raíces y brotes sociales brotan los Nodos, las células operativas que dinamizan la red, dentro y fuera del mundo virtual,

“espacios reales o abstractos en los que confluyen parte de las conexiones de otros espacios reales o abstractos que a su vez también son nodos”. Wikipedia

De sus agrupaciones y reagrupaciones nace un caleidoscopio que gira entorno así mismo y al mundo que le rodea, cambiando continuamente los límites de su exploración.

Así el software libre es influido por la permacultura que a su vez es afectada por la telepresencia y hasta —esto es lo más— por la maternidad.

Podría decirse, empleando palabras del físico Jorge Wagensberg, que cualquier nodo es el resultado de un proceso tejido desde la complejidad y la incertidumbre que encuentra en la Rebelión de las Formas su sentido.

Proceso que va desde el cuestionamiento hasta la acción.

Ya que Nodos, en definitiva son puntos de conexión, que desarrollan y bucean en la ciencia de lo humanamente significativo, transcurriendo entre el azar y la necesidad como todas las demás ciencias, para desembocar en la acción rizomática.

Son muchos los porques de esta arquitectura nodal y se derivan, en gran medida, de la Ética hacker en sus orígenes. Comunidad caracterizada por lanzar  herramientas que han revolucionado el planeta:  el software libre,  la World Wide Web e Internet en sí misma, son creaciones de hackers. Si bien ha de tenerse en cuenta que esta palabra, como tantas otras, ha derivado en usos incluso opuestos, dando lugar a controversia.

Mapa de un espacio liberado


En la cartografía del Summerlab aparecen colectivos, artistas e investigadores de varios países. Entre otros estuvieron presentes en este  intercambio de creatividad y conocimiento, Left Hand Rotation, habitado por proyectos tan esenciales como el Grado/a Cero: Procedimientos para reconocer el arte en acción, o como el Museo de los Desplazados.

Plataforma surgida de un workshop de nombre misterioso “Gentrificación no es nombre de señora” para observar el papel de la cultura en un proceso de transformación social tan asumido y extendido como preocupante.

Los procesos de desplazamiento de la población original de un barrio deteriorado por otra de mayor nivel adquisitivo, como consecuencia de programas de recalificación de espacios urbanos estratégicos.

También en la lista figuran Colectivos como Transblock, movimiento para la desconstrucción del cuerpo; proyectos como Summerkids guiado por la ya conocida Susana Tesconi, dirigido a estimular en los niñxs el uso creativo y emocional de la tecnología; numerosos creadores asturianos como Juanjo Palacios , Tape , o Mind Revolutiond en el ámbito de arte sonoro , Mónica Cofiño en la danza contemporánea… y  muchos otros.

No es un decir, de hecho fue un éxito de participación. Una experiencia que demuestra la necesidad de profundizar en ciertas fórmulas dentro de la gestión cultural, trazando puentes entre las creación independiente y las instituciones, apostando por el mestizaje cultural abierto, transformador y crítico.

Enlaces relacionados:

TG Facebook Comments

One Comment

  1. Pingback: Tierra comunal para el pensamiento y la cultura libre. « cusámaco | salud equilibrio | Scoop.it

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *